Nikki Haley ganó las primarias republicanas en Washington y superó por primera vez a Trump