Hasta ahora el 22% de las personas mayores de 65 años se han vacunado en Florida, según el gobernador Ron De Santis. Sin embargo, para la mayoría ha sido muy difícil inmunizarse debido a las dificultades para inscribirse en el sistema de citas. Algunos dicen que llevan semanas tratando de hacerlo y aún no lo consiguen.