Acompañada por sus amigos y sin la sombra de Ben Affleck, la actriz cubana Ana de Armas celebró su cumpleaños 33 en momentos en que cada vez se acrecientan los rumores de reconciliación entre su ex y Jennifer López.

Según compartió la actriz en una de sus stories, la celebración tuvo lugar en una mansión ubicada en las colinas de Hollywood, cuya piscina estaba ocupada por unicornios.

Entre los rostros conocidos se destacaba el del actor venezolano Edgar Ramírez, un gran amigo de De Armas, con quien compartió créditos en la película La red avispa.

De Armas y Affleck decidieron separarse después de un año de noviazgo pese a que tenían una relación muy sólida, pero no se pusieron de acuerdo sobre el lugar dónde querían vivir. Ya que a Ana no le gustaba Los Ángeles y Ben prefería permanecer cerca de sus tres hijos, Violet, Seraphina, y Samuel, fruto de su matrimonio con la actriz Jennifer Gardner.

 

Affleck y De Armas comenzaron su romance a principios del 2020, mientras filmaban Deep Water, un thriller realizado en Nueva Orleans.

El noviazgo fue ampliamente publicitado durante la visita que hicieron a Cuba, y luego a Costa Rica, donde pasaron unas vacaciones románticas.